Fabricantes complementos para muebles y decoración

Aspectos que debe de tener en cuenta el responsable de compras de un centro de bricolaje

23 / jun / 2021

Hay dos conceptos básicos y perfectamente diferenciados, que sirven para definir con precisión, los aspectos que debe tener en cuenta el responsable de compras de un centro de bricolaje para ser el mejor que la empresa podría desear, insistimos, dos conceptos: dentro y fuera.

¿Que parece simple? ¿Que si esto parece Barrio Sésamo?

Vas a cambiar de parecer en unos segundos.

¿Empezamos?

El concepto “estar dentro”, especialmente reivindicado como traducción literal del inglés para expresar pertenecía a un asunto : “To be in”, significa formar parte, ser integrante de un proyecto, sea el que sea: un negocio, un departamento, un plan de fin de semana, el que sea.

Nosotros nos vamos a quedar con el que más se ajusta a la realidad de un responsable de compras en un centro de bricolaje para el que “estar dentro” es sinónimo de ser parte de la empresa, literalmente, porque una empresa no sobrevive sin el correcto, acertado y medido, flujo sanguíneo de la entrada de nuevos productos, los adecuados, en el momento preciso y con la calidad máxima contrastada con una certificación de sostenibilidad, tan reconocida como consolidada.

Sin el fluir de una buena gestión de un jefe de compras no hay crecimiento empresarial y el organismo se atasca, se atrofia y, probablemente, acabe por asfixiarse.

¿Qué necesita un responsable de compras para que esa situación no llegue a producirse ni en sus peores pesadillas?

Aquí entra de lleno el segundo concepto: fuera. El responsable de compras necesita mirar y moverse fuera de la tienda de bricolaje, como pez en el agua, para que su empresa ofrezca lo que los clientes buscan, y lo haga de una forma absolutamente irresistible.

¿Con qué herramientas cuenta el responsable de compras para que su centro de bricolaje sea puntero en calidad, novedades, stock y, por supuesto, ventas?

Una de las respuestas más celebradas cuando se hacen este tipo de preguntas es: instinto comercial.

Y no seremos nosotros quienes neguemos que la respuesta tiene empaque, fuerza y poderío, el peligro está en que el instinto no se adquiere ni por arte de magia ni por inspiración divina.

El instinto se adquiere formándose y trabajando duro.

Que es mejor tener cierta intuición, cierto olfato, por supuesto, pero hay que educar ese olfato o se irá detrás de cualquier visión comercial sin pararse a pensar en las consecuencias, sencillamente por un pálpito.

Ya no estamos en secundaria.

Para que quede aún más claro, pongamos el clásico ejemplo de la agenda de proveedores.

El responsable de compras con instinto afilado pero sin formación y no muchas horas de trabajo, que no de vuelo, suele precisar una agenda de proveedores que ríete tú de las antiguas páginas amarillas.

Y la precisa porque no tiene filtro y sí mucha inseguridad.

Cree que si no acumula proveedores puede perderse algo vital.

Cree que si no actúa así, probablemente desperdicie la oportunidad de hacerse con algún producto novedoso, o con el proveedor de moda o con la última tendencia y, en lugar de filtrar, los incorpora a todos, sin ser consciente de que no basta con tenerlos, además, hay que gestionarlos y, para ello, hay que filtrar, no hay otra.

¿Cómo filtrar y gestionar la agenda de manera sencilla, ágil y, sobre todo, eficiente?

Siguiendo tres pautas fundamentales a la hora de añadir proveedores. Solo pasarán a formar parte de una agenda realmente valiosa aquellos que cumplan con los plazos de entrega con un servicio de logística impecable; que ofrezcan la gama y la profundidad necesarias y, sin lugar a dudas, el que se está convirtiendo en estrella indiscutible: un proveedor de los que llamamos “cinco estrellas” debe ofrecer productos sostenibles, socialmente responsables, que cuenten con acreditación contrastada.

Porque el mercado ha cambiado, la información circula a velocidades endiabladas y el consumidor es, cada día, más exigente.

Y hace bien.

Un responsable de compras de un centro de bricolaje no puede perder de vista ni a los proveedores eficientes ni al publico exigente, es un binomio con el que, si es preciso, ha de soñar, despierto y dormido, hasta encontrar el equilibrio.

Porque el público exigente, el que a muchos se les antoja incómodo, es el que va a hacer que un centro de bricolaje alcance la categoría máxima y solo proveedores “cinco estrellas” seleccionados escrupulosamente por un responsable de compras, tan preparado como intuitivo, será capaz de dejarlos satisfechos.

La exigencia aumenta porque hay quienes pueden satisfacerla.

Apúntatelo, es un dogma.

Como responsable de compras no te olvides de seguirlo a pies juntillas porque si tú no lo haces, ese cliente exigente, tan informado acerca de la calidad, el diseño, la profundidad de gama, la sostenibilidad y la disponibilidad del producto, solo tendrá que darse la vuelta, irse por donde ha venido y buscar otro establecimiento de bricolaje que sí esté a la altura de sus expectativas y sepa satisfacer sus necesidades.

Suena algo primario ¿verdad?

Piénsalo serenamente y verás que, en el fondo, de primario no tiene nada. Los clientes con comportamientos primarios son una especie en extinción. Ahora el cliente sabe lo que quiere y no está dispuesto ni a perder su precioso tiempo ni a admitir sucedáneos.

Cómo implementar un sistema de teletrabajo en empresas del sector del bricolaje
icon-rei-logo-blog

PREMIOS INTERNACIONALES DE DISEÑO

Reconocimiento internacional

Nuestros diseños gustan. Cuidamos el concepto y el proceso, con reconocimientos internacionales.

blog-derman-design-award
blog-good-award-2017